SABLE DE OFICIALES DEL REGIMIENTO 8 DE CABALLERÍA CAZADORES GENERAL MARIANO NECOCHEA (ARGENTINA)



Generalidades:
Sable de diseño típico Alemán, es, junto al couteau “Uriburu”, el único sable reglamentario que en la terminación del pomo tiene una cabeza de león.


Este sable es anterior al Modelo 1910, aunque desconozco la fecha en que se comenzó a usar, y a pesar de la unificación de sables con el 1910, este sable se siguió usando en el regimiento hasta por lo menos 1915.


Su guarda es de estribo, de bronce y muy similar a la del modelo 1910 pero casi lisa, solo tiene una decoración de hojas de acanto en su extremo superior y en la unión del aro con la cruz.
Los escudetes tienen forma de escudos, lisos, solo tienen un filete en su contorno exterior.


El pomo es de bronce, largo, terminado en cabeza de león, con orejas sin pasador ni tornillo, que se fija en su base mediante una virola decorada con laureles.


La espiga se fija al pomo con un remache disimulado en la melena del león.


El mango es de madera laqueada de negro, con 11 o 12 gallones según los modelos visto.


La hoja es recta, con lomo de caña y sin vaceos, sin grabados y con contra filo en su tercio débil.
En el talón de la cara derecha tiene estampada la marca.
La vaina es de hierro niquelado, con guarniciones de bronce al igual que la boquilla, embutida y fijada por dos tornillos en los bordes.
La abrazadera es de diseño abstracto con una cruz en su exterior y un puente en el interior.
La puntera con batiente de lira asimétrica.
Largo de la empuñadura: 132 mm
Largo de la hoja: 755 mm
Ancho de la hoja: 22 mm
De los pocos ejemplares que se han visto, el fabricado en Arsenales, con la característica granada y la “A”, es el que más se ve, pero también existen ejemplares fabricados por W. K. & C°.
( Bibliografía consultada: “Sables del Ejercito Argentino desde 1870” de Alejandro E. Fargosi )


El sable de la foto tiene hoja con punzón en el talón de la cara derecha, “WEYERSBERG KIRSCHBAUM & C° SOLINGEN”.
En el escudete también de la cara derecha, tiene grabadas las iniciales de su dueño y perdió el niquelado de la vaina.


AUTOR: Hugo Alberto Medina para Bacotácticos.
hmedina59@gmail.com



Publicar un comentario